Cada participante, una historia dentro de

La Carrera Panamericana.

Alain de Cadenet

En la edición del año 1990, el piloto Alain de Cadenet a su llegada a Tehuacán, Puebla, dejó la habitación del hotel que tenía asignada a uno de los mecánicos de su staff, y eligió aceptar la maravillosa invitación de una familia humilde de Tehuacán para pasar la noche en su casa. El participante inglés tomó tranquilamente una ducha, cenó frijoles con tortilla de comal y disfrutó de un delicioso café de olla. A la mañana siguiente, Alain despertó con la sorpresa de encontrar su overol de competencia totalmente limpio, un desayuno preparado y por si fuera poco, ¡el piloto llego a la línea de salida  en un triciclo en el que su anfitrión vendía tamales!  Listo para el arranque y perfectamente descansado, Alain comentó que a pesar de las barreras del idioma, esta fue una de las experiencias más maravillosas de su vida. Esto es #LaCarreraPanamericana