La Carrera Panamericana le rinde homenaje a Hugh Hefner, visionario empresario que a través de un diseño impecable, la belleza femenina y el estilo de vida Playboy logro imponerse al costumbrismo anquilosado de la sociedad americana (y las de otros países conservadores), exhibiendo y publicando lo mejor tanto estética como editorialmente. ¿Quién puede olvidar las colaboraciones de Brock Yates (cannonball) o de Pat Bedard relativas al automovilismo? Y –por nuestra parte- a los reportajes de La Carrera Panamericana donde se plasmaron tanto las vivencias como el espíritu de aventura del evento más emblemático del automovilismo en América, La Carrera Panamericana. Gracias Hugh y buen viaje.